Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
No prueben con la ignorancia
Una biblioteca de temas de capacitación para la administración de empresas y organizaciones
img

Las vacaciones del empresario (II)

09 de Febrero, 2012  ·  Braun, Rafael
¿Tiempo de recuperación sicofísica?

Organizado por el Grupo Formación de la Asociación Cristiana de dirigentes de Empresa (ACDE) se llevó a cabo en 1991 un seminario sobre las vacaciones del empresario. La siguiente es la versión periodística de una de las exposiciones.

El encuentro con uno mismo, con los demás y con Dios (enfoque espiritual)

Las vacaciones fundamentalmente modifican la manera en que nosotros vivimos el tiempo, o por lo menos, debe hacerlo.
En ese sentido, la comparación con el retiro tiene asidero.
Y uno va a un retiro para qué, o va a las vacaciones para qué.
No creo que sea solamente para descansar.
Creo que hay una idea de restauración, de algo que se genera en nosotros, de volver a tener una cierta fortaleza física y espiritual que no teníamos antes de las vacaciones y que nos lleva a un encuentro con uno mismo, con los demás, en la familia, y lo ampliaría también a otras personas, y finalmente un encuentro con Dios.
Podemos hacer un pequeño análisis de cómo vemos cada uno de estos puntos, empezando con el encuentro con uno mismo.

1. Encuentro con uno mismo

Pasar de la categoría de la acción a la categoría de la contemplación

El primer punto que me parece clave es cómo uno va a usar el tiempo en las vacaciones.
Desrutinizarse, se decía.
Y coincido.
Creo que hay que romper todos los esquemas y todos los horarios; lo que no habría que llevar nunca es un despertador.
Dormir, pero no porque uno se aburre, sino porque solamente cuando uno puede llegar a dormir más o menos naturalmente, sin sedantes y sin sobresaltos, va entendiendo y el cuerpo va entendiendo el tema de la relajación.
Es decir, entender el tiempo no como una oportunidad para la acción sino como una oportunidad para un descanso que restaura.
Para eso creo que lo más difícil en las vacaciones para un empresario, para una persona de acción, es aprender a perder el tiempo.
Es decir, aprender a no hacer nada, pasar de la categoría de la acción a la categoría de la contemplación, si se quiere.
Pero aprender a estar cruzado de brazos, mirando.
Y de esa manera, reencontrarse no con el tiempo cronológico, que es aquel que usamos todo el año, sino con el tiempo interior, que es el tiempo de la duración, de la memoria, el tiempo del recuerdo, de conectarse con las experiencias infantiles, el placer, pero en el fondo es reencontrarse con uno mismo y con ese tiempo interior que es completamente diferente al exterior.
En eso también uno puede recordar - los que hemos sido estudiantes - la extraña sensación del primer día después del último examen.
Uno no sabía qué hacer, decía voy a arreglar el cuarto y en una hora lo tenía arreglado, y después, ¿qué hacía?
Era larguísimo el día, no tenía 24 horas, tenía 72 y cuando uno estudiaba era cortísimo el tiempo.
El tiempo cronológico es igual, pero el tiempo vivido, la duración del tiempo, es completamente diferente.
Una de las cosas que hay que tratar de hacer de entrada en las vacaciones es no escaparle al tiempo.
No vivir con el reloj sino vivir con el tiempo interior.

Repotenciar nuestra percepción sensorial: volver a la naturaleza

Para esto, un segundo punto  me parece fundamental: la repotenciación de la percepción sensorial.
La vida activa nos hace debilitar enormemente nuestra capacidad de mirar, de oír, nuestra capacidad de sentir, de oler y de gustar.
Uno podrá decir que esto es volver a lo animal.
Creo que es volver a lo específicamente humano.
Es como tomar la actitud de vuelta de darnos cuenta que no tenemos un cuerpo que es como una máquina que usamos para hacer las cosas, sino que somos un cuerpo, y son los sentidos los que nos conectan con el resto de la humanidad y con el resto de la naturaleza.
Y basta empezar a mirar, a observar, a oír, no con  criterio selectivo sino con criterio abierto, para empezar a darnos cuenta de una cantidad de riquezas que normalmente no percibimos.
Uno puede, dependiendo del lugar donde vaya, sentir el olor l mar, a un árbol, el olor a la transpiración de un caballo, por señalar las cosas más elementales.
Y esto en el fondo es señalar el camino para observar y volver a contemplar la naturaleza.
Porque cualquiera sea la forma en que nosotros vacacionemos - salvo que hagamos un turismo hiperactivo en el otro hemisferio, donde ni siquiera podemos gozar del sol ni del calor - sentiremos el contacto con la naturaleza.
Es como volver a algo menos artificioso que manejarnos con amplificación de sonido, aire acondicionado o luz artificial.
Finalmente, en este reencuentro con uno mismo también me parece importante atender la vida interior, y no lo ubico en el campo de la oración todavía, sino a través de un solo ejemplo: la lectura.
Una vacación donde uno no lee, no alcanza a dialogar con uno mismo.
Pero estamos hablando de manera especial de una lectura no utilitaria.
No es la pila de libros acumulados durante el año para seguir enchufados y trabajando; es una lectura diferente.
Del mismo modo que uno decía perder el tiempo; creo que uno tiene que aprender a tener lecturas que podríamos llamar gratuitas.

2. Encuentro con los demás

Priorizar las relaciones afectivas

En el encuentro con los demás el gran cambio que hay que hacer es el pasar de la modalidad de la relación racional y voluntaria, que es lo propio del mundo de la acción, a prioriza las relaciones afectivas.
Priorizar las relaciones afectivas no es tanto empezar a pensar qué es lo que uno va a hacer con los demás, sino permitir que los demás hagan con uno.
Es decir, priorizar la relación afectiva es estar disponible.
Y uno no está disponible si está siempre con un papel, haciendo algo, ocupado.
Uno empieza a estar disponible cuando lo ven perdiendo el tiempo.
Es la experiencia de cualquier adolescente; no se va a acercar a conversar con sus padres si los ve ocupados.
Un segundo punto en esto es interesarse por las personas por lo que son y no por lo que hacen.
Casi todas las relaciones de un empresario son funcionales.
En vacaciones es el momento de quitarnos el uniforme, desprenderse también del esquema mental que va con el uniforme, con todo ese mundo jerárquico y funcional, para ver que detrás de todo eso lo que importa es una persona y que su vida privada es lo que realmente interesa y da sentido a la vida de una persona.
En este aspecto, me parece decisivo enfatizar los aspectos gratuitos de las relaciones con los demás; hay gente que utiliza las vacaciones para hacer negocios, para hacer relaciones públicas, no deja de ir a ninguna fiesta con tal de poder hacer un nuevo contacto.
Creo que es decisivo abrirse al conocimiento de nuevas personas, pero no de meros objetos para seguir haciendo negocios.

Entrar en comunión con la gente común

Es decisivo tener una actitud interior por la cual uno abre el corazón; eso es lo que llamo priorizar las relaciones afectivas.
Y en este sentido, en vacaciones no hay gente importante y no importante, no hay gente descartable o no descartable.
Entrar en comunión  con la gente común es algo decisivo para que rescatemos nuestra propia humanidad.
Eso es lo que llamo los aspectos gratuitos de las relaciones de comunión de personas.
Si uno formula la típica pregunta: ¿no quién es sino qué hace?, dice no, esto no me interesa, y entonces sigue, va a seguir con la misma actitud selectiva de decir yo dialogo con mis pares y nada más.
Y el  que dialoga con sus pares finalmente es un extraño en el mundo, sobre todo si es un empresario que tiene mil personas abajo y seis mil que dependen de él.
Porque va a seguir con la actitud interior de distanciamiento de los demás.
Creo que priorizar las relaciones afectivas es como descubrir la humanidad de cada persona.

3. Encuentro con Dios

Un encuentro espontáneo y libre, a partir del contacto con uno mismo

Finalmente, el encuentro con Dios, que no está en absoluto desligado de los otros dos encuentros.
Es imposible encontrarse con Dios si uno no comienza por encontrarse con uno mismo.
Y no se lograr en 24 horas ni en 48 ni en 72.
¿Cuánto tiempo es el necesario para desenchufarse, para desconectarse y reconectarse?
Con Dios uno no se reconecta enseguida; primero tiene que reconectarse consigo mismo y con los demás.
Decía que el cambio real es el de la actitud de la acción a la actitud contemplativa.
La contemplativa no es una actitud meramente pasiva en el sentido de no hacer nada, por ejemplo dormir, estar aburrido.
es una actitud diferente frente a cada objeto.
Normalmente uno no tiene demasiadas ocasiones durante al año de adoptar una actitud contemplativa ante la belleza.
Puede tener placeres estéticos, como ir a un concierto, pero generalmente va cansado, con hambre y sueño.
Es un placer oír buena música, pero no es placer oír buena música cuando uno está cansado, y por lo tanto no puede contemplar la belleza de la música.
Lo mismo vale para el fin de semana, donde uno está en la Panamericana de ida o de vuelta, o en cualquier otro acceso, que puede ser peor, buscando aprovechar el día para hacer el deporte, para hacer esto o lo otro.
Es una acción frente a la naturaleza y no un descanso frente a la naturaleza.

El mismo Autor de la belleza es el que las creó

Hay una actitud previa que es la admirativa, tener que volver a conquistar, a reconquistar una capacidad de admiración, y dejar de percibir la naturaleza como un lugar de trabajo o sobre la cual se trabaja, para entrar a una actitud simplemente de maravillarse.
Hay un texto del Libro de la Sabiduría, en la Biblia, que dice así: "Ahora bien, si fascinados por la hermosura de estas cosas, ellos las consideraron como dioses (se trata del fuego, el viento, las estrellas), piensen cuánto más excelente es el Señor de todas ellas, ya que el mismo Autor de la belleza es el que las creó. Y si quedaron impresionados por su poder y energía, comprendan, a partir de ellas, cuánto más poderoso es el que las formó. Porque a partir de la grandeza y hermosura de las cosas se llega por analogía a contemplar a su Autor. Sin embargo, estos hombres no merecen una grave represión, porque tal vez se extravían buscando a Dios y queriendo encontrarlo, como viven ocupándose de sus obras, las investigan y se dejan seducir por lo que ven; tan bello es el espectáculos del mundo" (Sabiduría, 13, 3-9).
Es decir, es tan  formidable la belleza existente, que la gente por ahí se queda en ella y no llega al Autor.
Pienso que hay una actitud contemplativa ante el Bien.
Es el momento de volver a recobrar, quizás en la observación de los niños, a percibir que la inocencia es algo posible, uno mismo puede volver en cierto modo a recuperar no la inocencia primera, pero sí percibir lo que quiere decir Cristo en el Evangelio cuando señala que hay que hacerse como niños.
Observando simplemente en un lugar cualquiera en la playa, en el campo o en la montaña, la conducta de los niños, uno vuelve a creer en la pureza de corazón.
Después de once meses en Buenos Aires es difícil creer en eso.
Y ello normalmente está en relación con la forma en que se mira.
Depende cómo se mire, depende qué mirada interior uno tiene, es lo que uno oye.

Una buena ocasión para contemplar  la verdad acerca de nosotros mismos

Asimismo es una ocasión para contemplar la verdad acerca de nosotros mismos.
Es decir, qué es lo que somos.
No es un tiempo para estar ajeno a nuestra propia realidad, sino es volver a tomar conciencia de que somos un año mayores o más viejos, más maduros, espero que más sabios, que cada edad tiene su propio encanto.
Uno no tiene que lamentarse de que generalmente no puede hacer cosas el año siguiente de lo que hacía el año pasado.
Por lo menos, a partir de cierta edad.
Finalmente diría dos palabras acerca de cómo orar en verano.
Mucha gente quiere recuperarse religiosamente lo mismo que deportivamente.
No fue a misa durante todo el año; quiere ir a misa todos los días.
No rezó; quiere rezar cuatro horas por día.
No leyó el Evangelio; quiere leer cinco horas por día.
Y no es eso.
Es justamente también aquí que hay que desrutinizarse.
También aquí hay que aprender a conectarse con Dios de maneras completamente distintas, mucho más espontánea, más libre a partir del contacto con uno mismo.


El Pbro. Rafael Braun, Licenciado en Teología y Doctor en Filosofía, fue asesor doctrinal de ACDE. 
Palabras claves , , , , ,
publicado por hacheaefe a las 00:18 · Sin comentarios  ·  Recomendar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

Héctor Alberto Faga

Escritor, poeta, novelista

» Ver perfil

Al margen
Hola a todos
¡Bienvenidos al mundo de la Capacitación personal y empresarial!
En este blog encontrarán material práctico de capacitación destinado a empresarios, profesionales, gerentes de empresas, estudiantes y curiosos.
Buscador
Blog   Web

Tópicos
» Albrecht, Karl (3)
» Allen, David (1)
» Alles, Martha Alicia (1)
» Alstchul, Carlos (1)
» Anónimo (9)
» Ariely, Dan (2)
» Augé, Marc (0)
» Backer, Ricardo (6)
» Belous, Alicia (2)
» Blake, Oscar Juan (1)
» Blanchard, Ken (1)
» Braun, Rafael (1)
» Brojt, David (3)
» Buckingham, Marcus y Clifton, Donald (1)
» Canetti, Marcelo (1)
» Canton, Alejo (7)
» Cappo, Joe (1)
» Carlzon, Jan (1)
» Cavalli, Edmundo (11)
» Champy, James (1)
» Chistes, cuentos y anécdotas (4)
» Chomsky, Noam (1)
» Clerc, Olivier (1)
» Cleveland, Brad (1)
» Coca, Leonardo (4)
» Cole, Joanne (1)
» Cortese, Abel (4)
» Covey, Stephen (2)
» Crespo Casares (1)
» Criado, Eduardo (1)
» Crosby, Philip (1)
» Daly, Jack (1)
» De Bono, Edward (2)
» DellOrto, Alfonso (1)
» Díaz, Eduardo A. (1)
» Domínguez Márquez, Octaviano (1)
» Drucker, Peter F. (11)
» Einecavé, David (1)
» Ellison, Larry (1)
» Faga, Héctor Alberto (69)
» Faga, Héctor Alberto y Ramos Mejía, Mariano (9)
» Faga, Pablo (2)
» Faga, Silvina (2)
» Fernández Longo, Enrique (12)
» Ferrari, Carlos Alberto (2)
» Fisch, Ricardo (1)
» Fishman, Charles (1)
» Fiszer, Jorge (1)
» Formanchuk, Alejandro (8)
» García, José Enrique (1)
» Gates, Bill (1)
» Gelblung, Samuel (1)
» Gelinier, Octave (1)
» Gilbreath, Robert D (1)
» Godin, Seth (2)
» Goldmann, Heinz (1)
» Goldratt, Eliyahu (2)
» Goleman, Daniel (1)
» González, Jorge (1)
» Gore, Ernesto (0)
» Grinder, John (1)
» Guach Castillo, Julia (1)
» Gumming, Mónica K. (1)
» Heath Hermanos (1)
» Hiebaum de Bauer, Karin Silvina (1)
» Humor (2)
» Hurt, Floyd (1)
» Inglis, Paul F. (1)
» Iparraguirre, Ana Mercedes Díaz de (1)
» Isaacs, William (1)
» Kaplan, Robert S. y Norton, David P. (1)
» Kastika, Eduardo (1)
» Kearney, A. T. (1)
» King, Norman (1)
» Kleinrock, Leonard (1)
» Kofman, Fred (1)
» Kohon, Leopoldo (4)
» Kotler, Philip (12)
» Kouzes, M y Posner, B (1)
» Kratz, Gordon A. (1)
» Lascano, Marcelo Ramón (1)
» Levy, Alberto (2)
» Lewis, Jordan (1)
» Lincoln, Abraham (2)
» López Alonso, Gerardo (2)
» Macazzaga, Jorge A. (1)
» Mackay, Harvey (3)
» Makovsky, Ken (1)
» Marcum, Dave - Smith, Steve y Khaisave, Mahan (1)
» Marías, Julián (1)
» Márquez, Daniel (1)
» Martin, Chuck (1)
» Martínez Aldanondo, Javier (1)
» Martínez Colín, José Pbro. (1)
» Mc Kenna, Regis (1)
» Mc Loughlin, Barry (1)
» Meléndez, Horacio (1)
» Merodio, Juan (1)
» Molinari, Paula (9)
» Moller, Claus (6)
» Moon, Young (1)
» Mora y Araujo, Manuel (1)
» Moschetti, Nelson (1)
» Motl, Pablo Martín (1)
» Mujica, Hugo (1)
» Negroponte, Nicolás (1)
» Nielsen, A. C. (1)
» ODonnell, Horacio (1)
» Ohmae, Kenichi (7)
» Orientar el desarrollo empresario (5)
» Orridge, Martin (1)
» Ossés, Omar (1)
» Owen, Esteban (4)
» Pastoriza, Raúl (1)
» Penzias, Arno (1)
» Peralba Fortuny, Raúl (1)
» Peters, Tom (1)
» Piedrabuena, Sara (1)
» Podestá, Juan Carlos (1)
» Porter, Michael (1)
» Punturo, Daniel (1)
» Ramos Mejía, Mariano Enrique (25)
» Rapp, Stan (3)
» Recibido vía Internet (15)
» Ries, Al (2)
» Robbins, Anthony (1)
» Robinson Castellanos, Edmundo (1)
» Roger, Martha (1)
» Ruge, A. (1)
» Rutherford, Ernest (1)
» Sánchez González, Luis (1)
» Sánchez Loppacher, Julio (1)
» Santos Ramírez, José Alberto (1)
» Schmitt, Guillermo R. (1)
» Sebenius, James K. (1)
» Selman, Jim y Evered, Roger (1)
» Senge, Peter (3)
» Smith, Perry M. (1)
» Sordo, Pilar (1)
» Soto, Mónica y Bocchigliere, Roberto (1)
» Spendolini, Michael D. (1)
» Stanton, John (1)
» Sun Tzu (1)
» Tapscott, Dan (1)
» Tarketon, Fran y Boyett, Joseph H. (1)
» Templeton, tim (1)
» Toffler, Alvin (2)
» Toffler, Alvin y Heidi (1)
» Trout, Jack (3)
» Ury, William (4)
Enlaces
» Un weblog para Orientar
» Orientar capacitación
» Orientar Videos de Capacitación
» Un blog para Orientar
» Toda la poesía de Hacheaefe
» Relatos, poemas y más
» CEO Forum
» Plan UBA
» Vistage Argentina
» Mental Gym
Más leídos
» Cómo operan las matrices de aprendizaje dentro del campo de la estructura de poder de las instituciones
» Frases de Kenichi Ohmae
» Introducción a la creatividad
» La Inteligencia Emocional
» La Sinfonía de los Costos del Factor Humano - 4. Moderatto (quinta entrega)
» Las 21 conductas del nuevo liderazgo
» Los 7 principios de la Negociación
» Metodología Biadi en la solución de problemas administrativos
» Nuevos roles del estratega y del gerente del siglo XXI
» X-Ingeniería
Se comenta...
» Siete consejos para liderar
1 Comentario: Fabian
» El crédito y las ganancias - El efecto palanca
1 Comentario: Lorena
» La clave del maximarketing: Conocer al cliente
1 Comentario: Cami
» De misiones, visiones y valores
1 Comentario: Arturo Cuellar
» 50 artículos sobre temas de administración de empresas
1 Comentario: Pia - Deposgrado.com
Secciones
» Inicio
FULLServices Network | Blog profesional | Privacidad